El PSOE del Alto Aragón condena los ataques sufridos en diferentes agrupaciones socialistas y pide unidad ante cualquier tipo de violencia e intento de intimidación

Ahora más que nunca, señala Elisa Sancho, Secretaria de Organización del PSOE Alto Aragón, “los demócratas tenemos que mostrar unidad ante cualquier tipo de violencia e intento de intimidación”.

No podemos tolerar este tipo de comportamientos en nuestra sociedad, van en contra de los principios democráticos y del pluralismo político” explica la Secretaria de Organización del PSOE Alto Aragón. Para Elisa Sancho, los ataques que han sufrido en los últimos días varias Casas del Pueblo por parte de grupos extremistas, así como el acto violento ocurrido este jueves en la sede federal de la calle Ferraz, son “intentos de impedir la expresión libre de los valores socialistas que cada día realizan miles de personas en sedes, grupos municipales o en cualquier foro público donde trabajamos con el único objetivo de mejorar la vida y el bienestar de nuestros vecinos y vecinas”.

Sancho muestra además una “profunda preocupación por la actuación de grupos intolerantes contra nuestras sedes, pero también contra las de otras formaciones políticas que como el PSOE se han visto afectadas por estos ataques”.

Ahora más que nunca, señala, “los demócratas tenemos que mostrar unidad ante cualquier tipo de violencia e intento de intimidación. Porque el pluralismo político se fundamenta en el reconocimiento a la expresión libre de las preferencias ideológicas, quienes compartimos los valores constitucionales somos conscientes de que la discrepancia política no es más que un debate democrático sobre cómo cada opción entiende que se tienen que plantear respuestas políticas a los problemas y desafíos que tiene nuestra sociedad”.

La Secretaria de Organización del PSOE del Alto Aragón concluye haciendo un llamamiento a “estar unidos y mostrar firmeza democrática, como hemos hecho durante estos más de 40 años de convivencia constitucional, ante quienes quieren imponer por la fuerza una intolerancia que no es mayoritaria en la sociedad española”.